martes, 6 de marzo de 2012

Vivar del Cid


A muy pocos kilómetros de la capital de la provincia, en el alfoz de Burgos, se encuentra esta pequeña localidad inevitablemente unida al burgalés más universal: don Rodrigo Díaz, el Campeador.
Vivar del Cid se encuentra en un valle formado por el río Ubierna, entre los municipios de Quintanilla Vivar y Sotopalacios, siendo pedanía del primero.
Vivar rezuma historia por todos lados. Las referencias en calles, casas y negocios al universo cidiano son omnipresentes durante el paseo y la estancia del visitante. Conozcamos algunos de sus rincones más destacables. 

CÓMO LLEGAR
Para acercarse a Vivar del Cid desde Burgos cogeremos la carretera de Santander (N-623) y tras pasar Quintanilla Vivar encontraremos la entrada al pueblo en una curva de la carretera. Son unos 10 kms.

MONUMENTO DEL CID, EL HÉROE DE VIVAR
Aunque no haya ninguna fuente documental rigurosa que dé fe del nacimiento del Cid en esta localidad, numerosas leyendas y tradiciones sitúan en este pueblo el alumbramiento del héroe castellano. El padre del Campeador, Diego Laínez, tenía en Vivar varias posesiones y quizá en una de ellas habitaba con su esposa, Teresa Rodríguez. Otras fuentes llaman a la madre de don Rodrigo Sancha, y otras María. Esta es una prueba más de que muchas de las circunstancias que rodean la vida del Cid están llenas de huecos y sombras, donde los datos legendarios se mezclan con lo histórico y lo inventado, muchas veces es difícil determinar dónde empieza lo riguroso y dónde lo novelesco...
La fecha del nacimiento de don Rodrigo también es un incógnita. Hay fuertes defensores de 1043 y otros de 1051. Los últimos estudios la sitúan en 1048, en todo caso no más allá de 1050. Sí está documentado el día de su muerte, el 10 de julio de 1099 en Valencia.
El monumento a Rodrigo Díaz de Vivar, sito en el llamado Solar del Cid, es a pesar de su modernidad la imagen más reconocida del pueblo. Realizada por el artista valenciano Francisco Alberto Catalá Blanes, fue un regalo del propio escultor al pueblo en 1963. En un principio fue colocada sobre un gran pedestal de granito. Años después la imagen fue instalada en un pequeño estanque junto a un murete donde hay inscritos algunos versos del Cantar, creando un conjunto escultórico realmente bello.

  
IGLESIA DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL
Rodeada por un alto pretil la iglesia de San Miguel se alza poderosa en la zona este de Vivar. Sus orígenes son románicos, del siglo XI, pero la actual parroquia se erigió en el siglo XVI. Es un templo con una sola nave de fuertes muros. La portada es neogótica. El interior es gótico renacentista, trazado por Domingo Heras y Lucas Berruelo, en 1596. Destacan dos retablos: uno clasicista realizado por Mateo Fabrico en 1643 y uno lateral de estilo barroco de 1753. También se puede contemplar en esta iglesia una pila bautismal románica.


CONVENTO DE NUESTRA SEÑORA DEL ESPINO
Las raíces de este célebre monasterio se remontan al año 1251. Según una tradición popular, durante la invasión musulmana, unos fieles de la zona escondieron bajo tierra unas imágenes para preservarlas de la destrucción. Años más tarde fueron halladas estas esculturas: San Ildefonso, San Andrés y la Virgen del Espino. A esta última talla se le atribuyeron ciertos milagros en la época por lo que se decidió venerarla en un lugar apropiado. Así se erigió una ermita, sobre la que tiempo después se levantó el monasterio actual, fundado por el Adelantado Mayor de Castilla Pedro López Padilla y su esposa Isabel Pacheco en 1477, donde habitaban un numeroso grupo de religiosas bajo la Regla de Santa Clara.
Los siglos han visto crecer y padecer la historia de este cenobio. Un grave incendio casi lo destruye en su totalidad en 1620. A principios del siglo XIX la Guerra de la Independencia sacó a las religiosas del monasterio, cobijándose durante los años bélicos en casas de vecinos de la localidad para regresar a él tras finalizar la contienda contra el ejército napoleónico.
Otra de las grandes historias que guarda este convento es el Cantar del Mío Cid. En un arcón que se exhibe en el cenobio se guardó el manuscrito firmado por Per Abbat durante siglos tras encomendarle esta custodia el concejo del pueblo en una fecha desconocida. El códice salió del monasterio en 1776 de la mano de Eugenio Llaguno y Almírola, historiador y político de alto rango. Tras transitar entre muchas manos, peligros y lugares del mundo fue cedido por la Fundación Juan March a la Biblioteca Nacional en 1960, donde se conserva actualmente como uno de sus grandes tesoros.


El MOLINO DEL CID
Al final del pueblo, tras el monasterio de Nuestra Señora del Espino, nos topamos con un establecimiento de hostelería muy popular que desde febrero de 2011 permanece cerrado: el Mesón 'El Molino del Cid'. Según la tradición esta gran casona se encuentra sobre los terrenos donde la familia de don Rodrigo tuvo hace muchos siglos un molino que molturaba cereal gracias a las aguas de un cauce que se nutre del río Ubierna y que pasa bajo la construcción. En el siguiente enlace del sitio web www.caminodelcid.org podemos leer una estupenda entrevista realizada a los propietarios del mesón. Leer aquí.
El puente sobre el cauce tiene una barandilla que ilustra el recorrido del Camino del Cid, que precisamente se inicia en este lugar. Adosado a la fachada del molino hay un monolito que indica la "Legua 0" de esta ruta que comienza en Vivar y finaliza en Valencia tras atravesar cuatro comunidades autónomas (Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón y Comunidad Valenciana). Junto al molino y el canal hay una estatua conmemorativa del Cantar del Mío Cid, con un águila.

3 comentarios:

  1. Me encanta lo que has escrito, y como has descrito nuestro pueblo :-).

    Una nota para llenar aún más tu descripción de Vivar del Cid.

    Vivar celebra cada año un fin de semana Cidiano en conmemoración a la muerte del Campeador que suele ser el primer fin de semana de Julio, lo organiza la asociación "Vivar Cuna del Cid" sita en el pueblo y de la cual puede hacerse socio cualquier persona a quien le guste los temas cidianos.
    Para saber cada año en que fechas cae la fiesta y su programa recomiendo pasarse por su pág. de facebook https://www.facebook.com/VIVARDELCID

    Hay mercado medieval, luchas de espadas, las personas ataviadas con trajes medievales se pasean por el pueblo.. se hace una cena medieval, en la cual no falta algún espectáculo...

    Quien quiera, que lo vea.. "en persona".

    Saludos desde Vivar.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario y tu aportación, STR.

    Cierto es, conozco esa fiesta cidiana y es muy recomendable, la recomendamos encarecidamente desde 'Burgos mágico'.

    Un saludo y gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  3. Leí en un libro, el cual no recuerdo, que según una leyenda, verdad o mentira, donde se dice que bajo la iglesia de San Miguel Arcángel se hayan las tumbas de los padres de nuestro querido Mio Cid, tuve la suerte hace muchos años de visitar tan precioso lugar y para los que somos cidianos desde pequeños, el estar en tal pueblo fue una experiencia algo fascinante, como si una fuerza te recorriera por el interior, como si el espíritu de los antepasados de Don Rodrigo Diaz de Vivar invadieran cada centímetro de nuestro cuerpo.

    ResponderEliminar